fbpx

Síndrome femoropatelar: Causa y tratamiento

tratamiento fisioterapia sindrome femoropatelar
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 22 Promedio: 3.6)

El síndrome femoropatelar, también llamado condromalacia rotuliana se caracteriza por un dolor anterior de la rodilla de inicio insidioso, que se produce por un rozamiento del cartílago que recubre la rótula contra el fémur y la tibia.

Existen varios factores de riesgo contribuyen a su aparición y si no son abordados de manera correcta, puede generar una cronicidad de la lesión. Esta patología es muy frecuente en corredores y gente joven.

La incidencia y prevalencia es de 2 a 3 veces mayor en mujeres comparado con hombres. Este dato significativo se debe porque hay diferencias biomecánicas entre géneros.

Causas del síndrome femoropatelar

Son varios los factores de riesgo que pueden predisponer a una persona a padecer este tipo de síndrome. Podemos dividirlos en diferentes secciones:

  1. Factores musculares:
    1. Debilidad del cuádriceps
    2. Retraso en la activación del vasto medial del cuádriceps
    3. Disfunción de la banda iliotibial
    4. Poca flexibilidad de cuádriceps, isquiotibiales y gemelos
    5. Debilidad de la musculatura de la cadera
  2. Factores biomecánicos:
    1. Excesiva rotación interna del fémur
    2. Excesiva pronación del pie
    3. Valgo de rodilla
    4. Ángulo Q (mayor en mujeres)
    5. Mala biomecánica de la marcha
  3. Factores asociados al entrenamiento:
    1. Utilizar un calzado inadecuado
    2. Superficies de entrenamiento irregulares
    3. Corredores sin experiencia
    4. Mala gestión de la carga en los entrenamientos
    5. Poco tiempo de recuperación
hombre con muy fuerte dolor

Síntomas del dolor femoropatelar

El dolor femoropatelar aparece de manera insidiosa y suele ser descrito como un dolor difuso en la zona anterior de la rodilla, que se agrava con movimientos que provocan un aumento de tensión dentro de la articulación. 

Presentar dolor luego de estar sentado y levantarse es uno de los síntomas mas frecuentes por el movimiento que se esta realizando.

Gestos como bajar escaleras, correr, saltar, andar o incluso mantener la rodilla flexionada durante un periodo largo de tiempo pueden provocar un mayor compromiso del espacio articular y, por tanto, generar dolor.

Algunos pacientes presentan «crujidos articulares» esto debido al roce y desgaste que existe en el cartílago. Otro síntoma frecuentemente asociado puede ser la sensación subjetiva de hinchazón.

Este síndrome se puede presentar también debido a la atrofia muscular del cuádriceps, esto a raíz de la falta de movimiento, no hacer ejercicio o tener el musculo tenso durante un periodo de tiempo prolongado.

 

Diagnóstico del dolor femoropatelar

Para diagnosticar esta patología, se deben tener en cuenta tanto la historia clínica del paciente como la posterior exploración de la rodilla, además de realizar un diagnóstico diferencial con otras patologías.

En primer lugar, hay que observar la alineación de la rótula en bipedestación, sedestación y decúbito supino y analizar el resto de los factores biomecánicos expuestos anteriormente con tests dinámicos como, por ejemplo, el single-leg squat.

Por otro lado, se debe realizar una valoración de la fuerza y activación muscular de la musculatura de la pierna y sería de gran ayuda realizar un análisis de la biomecánica de la marcha.

Diagnóstico diferencial con otras patologías:

  • Tendinopatía rotuliana y cuadricipital
  • Fractura de la rótula
  • Bursitis prerrotuliana o infrarrotuliana
  • Inflamación de la grasa de Hoffa
  • Otras patologías pediátricas: Enfermedad de Osgood-Schlatter o Enfermedad de Sinding-Larsen-Johansson

Tratamiento del síndrome femoropatelar

El tratamiento conservador es la mejor opción para la recuperación de esta patología. Sin embargo, el tratamiento quirúrgico estaría indicado solamente en aquellos casos con un importante desplazamiento de la rótula.

Lo que se busca con el tratamiento es poder recuperar gran parte del funcionamiento de la rodilla y poder disminuir el dolor de toda la zona.

Durante este proceso cuando el dolor es mas intenso se tiene que estar en reposo y no realizar ejercicios o actividades que puedan agravar este dolor y provocar que esto empeore y sea mas grave.

En una primera instancia, se realizará un tratamiento con agentes físicos con el fin de controlar el dolor del paciente e inducir la analgesia. 

Una vez pasada la fase de aguda de dolor, empezaríamos con un tratamiento para reducir los factores de riesgo:

  • Potenciar la musculatura del cuádriceps e isquiotibiales
  • Potenciar musculatura de la cadera para evitar el valgo de rodilla
  • Ejercicios de control motor 
  • Hacer uso del vendaje de McConnell para una correcta alineación de la rótula
  • Corregir aspectos de la biomecánica de la marcha
  • Dosificar de manera correcta la carga de entrenamiento

Además, una valoración por parte del podólogo sería idónea con el objetivo de examinar si el uso de unas plantillas mejoraría la biomecánica del paciente y, por tanto, reduciría la probabilidad de recaída.

vendaje de McConnell la alineación de la rótula
Imagen: vendaje de McConnell la alineación de la rótula

Ejercicios de rehabilitación para el síndrome femoropatelar

El síndrome femoropatelar, también conocido como dolor patelofemoral, es una afección en la que se experimenta dolor alrededor o detrás de la rótula.

También te puede interesar:  ¿Qué es un prolapso y cómo se puede tratar?

La recuperación del síndrome femoropatelar implica una combinación de ejercicios para fortalecer los músculos de las piernas y mejorar la alineación y el equilibrio de las rodillas.

Aquí tienes algunos ejercicios que pueden ser beneficiosos:

Ejercicios de fortalecimiento del cuádriceps:

  • Sentadillas parciales: Colócate de pie, con los pies separados al ancho de los hombros. Dobla las rodillas y baja el cuerpo hacia abajo, como si te fueras a sentar en una silla. Luego, vuelve a la posición inicial.
  • Elevaciones de piernas extendidas: Siéntate en una silla con las piernas extendidas frente a ti. Levanta una pierna hacia arriba, manteniendo la rodilla recta, y luego baja lentamente. Repite con la otra pierna.

Ejercicios de fortalecimiento de los músculos de la cadera:

  • Puentes de cadera: Acuéstate boca arriba con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo. Levanta lentamente las caderas hacia arriba, manteniendo los hombros en el suelo, y luego baja de nuevo. Esto fortalecerá los músculos de los glúteos y los isquiotibiales.
  • Abducciones de cadera: Colócate de pie con las piernas separadas al ancho de las caderas. Luego, levanta lateralmente una pierna hacia el costado, manteniendo la rodilla recta. Vuelve a la posición inicial y repite con la otra pierna.

Estiramientos de los músculos de la pierna:

  • Estiramiento de los músculos de los isquiotibiales: Siéntate en el suelo con una pierna extendida y la otra doblada. Inclínate hacia adelante desde la cadera, tratando de tocar los dedos del pie de la pierna extendida. Mantén el estiramiento durante 20-30 segundos y luego cambia de pierna.
  • Estiramiento de los músculos de los cuádriceps: Párate derecho y sujeta el tobillo de una pierna con la mano correspondiente. Lleva el pie hacia los glúteos, manteniendo la rodilla apuntando hacia abajo. Mantén el estiramiento durante 20-30 segundos y luego cambia de pierna.

Recuerda que es importante consultar con un profesional de la salud, como un fisioterapeuta o un médico especialista, antes de iniciar cualquier programa de ejercicios para asegurarte de que sean adecuados para tu situación particular.

Por otro lado, os dejamos algunos de los ejercicios que pueden realizarse con imagenes:

"Media

Media sentadilla Zancada adelante con manos en cintura

"Zancada

Zancada lateral Zancadas laterales con banda elástica

Abducción de cadera con mini banda Puente de glúteos

Abducción de cadera con mini banda Puente de glúteos

"Abducción

Abducción con pierna flexionada Equilibrio sobre una pierna

Te recomendamos leer nuestro blog «Esguince de tobillo, ¿Qué hago?«

¿Qué es el pinzamiento femoropatelar?

Un pinzamiento femoropatelar es una condición médica que afecta la rodilla. Se produce cuando hay una compresión o fricción anormal entre el fémur (hueso del muslo) y la rótula (patela), lo que puede causar dolor e incomodidad.

Este problema suele estar relacionado con la alineación incorrecta de la rótula mientras se mueve en la ranura del fémur. Cuando el movimiento de la rótula no es suave y se produce una fricción excesiva, puede resultar en dolor y la inflamación del tejido alrededor de la rótula.

Los síntomas de un pinzamiento femoropatelar incluyen dolor en la parte frontal de la rodilla, especialmente al subir o bajar escaleras, correr, saltar o estar sentado durante un período prolongado. También puede haber hinchazón y crepitación (ruidos chasqueantes) al doblar o extender la rodilla.

El tratamiento del pinzamiento femoropatelar puede variar según la gravedad del caso, pero generalmente incluye reposo, fisioterapia para fortalecer los músculos que rodean la rodilla, medicamentos para reducir el dolor y la inflamación, así como cambios en la actividad física para evitar movimientos que agraven la condición.

En casos más graves, se puede considerar la cirugía para realinear la rótula y mejorar la mecánica de la rodilla. Si experimentas dolor persistente en la rodilla, es importante que consultes a un profesional de la salud para obtener un diagnóstico adecuado y un plan de tratamiento adecuado.

Conoce más en AD Fisioterapia Valencia

Para aprender saber más sobre cualquier tipo de lesión o tema relacionado con la fisioterapia no dudes en entrar en nuestro blog o aprende con nuestros vídeos de YouTube.

Si necesitas asesoramiento en el entrenamiento o mejorar tu alimentación para dar el máximo de ti puedes pedir una cita con nosotros dando click aquí y nuestros profesionales estarán para guiarte durante todo el proceso.

Bibliografía:

  1. Boling M, Padua D, Marshall S, et al. Gender differences in the incidence and prevalence of patellofemoral pain syndrome. Scand J Med Sci Sports 2010; 20(5):725–30. 
  2. Giles LS, Webster KE, McClelland JA, et al. Does quadriceps atrophy exist in individuals with patellofemoral pain? A systematic literature review with meta- analysis. J Orthop Sports Phys Ther 2013;43(11):766–76. 
  3. Piva SR, Goodnite EA, Childs JD. Strength around the hip and flexibility of soft tissues in individuals with and without patellofemoral pain syndrome. J Orthop Sports Phys Ther 2005;35(12):793–801. 
  4. Souza RB, Draper CE, Fredericson M, et al. Femur rotation and patellofemoral joint kinematics: a weight-bearing magnetic resonance imaging analysis. J Orthop Sports Phys Ther 2010;40(5):277–85. 
  5. Neal BS, Griffiths IB, Dowling GJ, et al. Foot posture as a risk factor for lower limb overuse injury: a systematic review and meta-analysis. J Foot Ankle Res 2014;7(1):55. 
  6. Derasari A, Brindle TJ, Alter KE, et al. McConnell taping shifts the patella inferi- orly in patients with patellofemoral pain: a dynamic magnetic resonance imag- ing study. Phys Ther 2010;90(3):411–9. 

También te puede interesar

Vicente Andreu Daza

Vicente Andreu Daza

Director AD Más Salud / AD Fisioterapia Valencia. Fisioterapeuta y perito en Daño corporal. Especialista en dolor crónico y pacientes con dolores / lesiones complejas.

Vicente Andreu Daza

Director AD Más Salud / AD Fisioterapia Valencia. Fisioterapeuta y perito en Daño corporal. Especialista en dolor crónico y pacientes con dolores / lesiones complejas.

Deja un comentario

× Pregúntanos