fbpx

Pie diabético: como prevenir complicaciones con la atención podológica adecuada

Fotos de pies de atleta
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Buenos días queridos lectores, en el artículo de hoy vamos a hablar sobre el pie diabético. Una patología que afecta a entre el 4% y el 10% de las personas que sufren diabétes por tanto una de las más comunes enfermedades en el pie.

¿Qué factores aumentan el riesgo de desarrollar pie diabético? ¿Qué síntomas hay que vigilar? ¿Qué medidas de prevención y tratamiento existen? En este blog, te daremos toda la información que necesitas para cuidar tus pies si tienes diabetes y evitar las consecuencias del pie diabético. Sigue leyendo y descubre cómo proteger tu salud y tu calidad de vida.

Pie diabético: ¿Qué es?

El pie diabético es una de las complicaciones más frecuentes y graves de la diabetes. Esta se trata de una alteración que afecta a los nervios y los vasos sanguíneos de los pies, provocando úlceras, infecciones y, en los casos más severos, amputaciones.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, cada 30 segundos se produce una amputación por pie diabético en el mundo. Lo cual nos indica la gravedad de la enfermedad y sus consecuencias.

El porcentaje de la población que sufre de pie diabético varía según el país, el sexo, la edad y el tipo de diabetes. Algunos estudios estiman que entre el 4% y el 10% de las personas con diabetes tienen pie diabético. En España, se calcula que el 25% de la población con diabetes tiene riesgo de desarrollar pie diabético.

pie diabético fotos

La prevención y el tratamiento del pie diabético son fundamentales para evitar las graves consecuencias que puede tener esta complicación. Es importante que las personas con diabetis se realicen revisiones periódicas de los pies, mantengan una buena higiene y controlen sus niveles de glucosa en sangre.

Por ejemplo, si se detecta una ulceración o una infección en el pie o un dedo infectado, se debe acudir al médico lo antes posible para recibir el tratamiento adecuado.

A continuación veremos los síntomas del pie diabético y que tenemos que tener en cuenta para saber si tenemos riesgos de sufrir esta patología.

Síntomas del pie diabético

Los síntomas de los pies diabéticos pueden variar, pero es importante estar atento a los siguientes signos o síntomas:

  • Entumecimiento o pérdida de sensibilidad: Si notas hormigueo, entumencimieto o menos sensaciones en general. Este suele ser un síntoma bastante frecuente
  • Cambios en la piel: La piel puede volverse más seca, agrietada o escamosa.
  • Llagas o ulceras: Las úlceras en los pies son una complicación grave y a menudo comienzan como pequeñas heridas en los pies que no cicatrizan. La falta de circulación es la principal causante de este signo.Esto podemos comprobarlo tomando el pulso del pedio.
  • Cambios en la forma de los pies: Pueden desarrollarse difernetes deformidades, como juanetes o dedos en garra causados por la inflamación del pie.
  • Cambio en la temperatura de la piel: La piel puede estar más fría o caliente al tacto. Cualquier variación puede indicarnos el inicio de la enfermedad diabética en los pies.
síntomas de la diabétes

Prevención del pie diabético

La prevención en caso de tener diabétes es fundamental para evitar problemas en los pies. Aquí os dejamos algunas buenas estrategias para la prevención del pie diabético en personas mayores.

La mejor estrategia de prevención es mantener un buen control de la glucosa en sangre y seguir una serie de medidas de cuidado e higiene de los pies. Además de hacer caso y seguir las instrucciones de nuestro médico de cabecera.

Aquí os dejamos una serie de consejos sobre el pie diabético y como prevenir su aparación.

  • Revisar las uñas y los pies diariamente, buscando signos de sequedad, hinchazón, rozaduras, heridas o infecciones.
  • Aplicar crema hidratante en los pies, excepto en los dedos, para evitar la sequedad y las grietas.
  • Usar un calzado adecuado, que no apriete ni roce, y que sea de material transpirable. Es preferible probar el calzado por la tarde, cuando los pies están más hinchados.
  • Usar calcetines que no aprieten y que sean de algodón o lana, y cambiarlos diariamente.
  • Evitar caminar descalzo, especialmente en superficies calientes o rugosas, para prevenir lesiones o quemaduras.
  • No utilizar productos irritantes, como alcohol, agua oxigenada o betadine, para limpiar los pies. Usar agua tibia y jabón neutro, y secar bien los pies, especialmente entre los dedos.
  • No cortar ni arrancar las uñas, sino limarlas con cuidado y siguiendo la forma natural del dedo. No cortar los callos ni las durezas, sino acudir a un podólogo profesional.
  • Realizar ejercicio físico adaptado a las posibilidades de cada persona, para mejorar la circulación y el control de la glucosa.
  • No fumar, ya que el tabaco daña los vasos sanguíneos y aumenta el riesgo de complicaciones.
  • Seguir una alimentación saludable, rica en frutas, verduras, cereales integrales y legumbres, y baja en grasas saturadas, azúcares y sal.
  • Acudir al médico o al podólogo ante cualquier síntoma o anomalía en los pies, como dolor, enrojecimiento, calor, mal olor, sangrado o supuración.

Siguiendo estas recomendaciones, se puede reducir el riesgo de desarrollar pie diabético y sus graves consecuencias, como las úlceras o las amputaciones. Recuerda que la prevención es la mejor estrategia para cuidar tu salud y tu calidad de vida. Aquí te dejamos también un blog sobre los mejores cuidados podológicos.

Fotos de pies de atleta

Complicaciones con pies diabéticos

El pie diabético ya es en si una complicaciones de la propia diabétes. Pero según la gravedad puede llevar a unas consecuencias más graves aún. Algunas de estas consecuencias del pie diabético pueden ser :

  • Mala circulación: La alta glucosa en la sangre daña los vasos sanguíneos, lo que dificulta el flujo de oxígeno y nutrientes a los tejidos del pie. Esto puede provocar isquemia, gangrena y necrosis. Lo que inebitablemente acabará en una amputación. Podemos distinguirlo por ver el pie morado o los dedos morados del pie.
  • Infecciones y úlceras diabéticas: Las heridas o lesiones en el pie pueden infectarse fácilmente por bacterias, hongos o virus, debido a la disminución de la sensibilidad y la defensa inmunitaria. Estas infecciones pueden incluso llegar a afectar al hueso (osteomielitis).
  • Neuropatía: La alta glucosa en la sangre también daña los nervios, lo que provoca pérdida de sensibilidad, hormigueo, ardor o dolor en el pie. Esto impide que la persona sienta las heridas, las presiones o las temperaturas extremas.
  • Pie de Charcot: Es una deformidad del pie causada por la fractura y el desplazamiento de los huesos y las articulaciones, debido a la neuropatía y la mala circulación. El pie de Charcot se caracteriza por hinchazón, enrojecimiento, calor y deformidad del pie, que puede adoptar una forma de mecedora.
  • Callosidades y lesiones de calzado: Las callosidades son áreas de piel endurecida y engrosada que se forman por la fricción o la presión del calzado o de la marcha. Para colmo, éstas pueden ulcerarse o infectarse si no se tratan adecuadamente.
  • Uñas enterradas: Las uñas enterradas o uñeros son aquellas que se clavan en la piel del dedo, causando dolor, inflamación e infección.
  • Juanetes y dedos de martillo: Los juanetes son protuberancias óseas que se forman en la base del dedo gordo del pie, causando dolor, inflamación y desviación del dedo. Y por otro lado el dedo de martillo es una deformidad de los dedos menores del pie, que se doblan hacia abajo en forma de garra, causando dolor, callosidades y úlceras. Estas deformidades pueden deberse a la neuropatía, a la mala circulación, a la genética o al uso de un calzado inapropiado.
  • Amputación pie diabético: Como ya hemos visto, debido a las diferentes lesiones o consecuencias, los tejidos del pie pueden acabar necrosándose, formando gangrena y teniendo como consecuencia la amputación parcial o total del pie e incluso la pierna. Esto es una cirugía complicada y que requiere de muchos recursos para llevar a cabo.
También te puede interesar:  Quiropodia, todo lo que debes saber

Estas complicaciones pueden tener consecuencias graves para la salud y la calidad de vida de las personas con diabetes, por lo que es importante prevenirlas y tratarlas adecuadamente.

Es por eso que la prevención y la detección temprana son las claves para evitar las complicaciones potencialmente devastadoras de los pies diabéticos.

La ulcera en los pies, pueden ser una alarma ya que al infectarse se necesita atención medita inmediata, debido a que las infecciones pueden propagarse rápidamente en los pies de los diabéticos debido a la mala circulación sanguínea.

complicaciones pie diabético

Tratamiento de pie diabético

El tratamiento adecuado para el pie diabético depende de la gravedad y la extensión de la úlcera, así como de la presencia o no de infección, isquemia o neuropatía. Pero por lo general deberemos tener en cuenta que es más importante la prevención que el tratamiento. Ya que podemos evitar que aparezcan las diferentes consecuencias que hemos visto en los parrafos anteriores.

Pero por lo general, los tratamientos para el pie diabético se basan en estos aspectos y han de seguir los siguientes pasos

1- Control de la glucosa en sangre

Es fundamental mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de los rangos normales, para evitar el daño a los nervios y los vasos sanguíneos, y favorecer la cicatrización de la úlcera.

2- Limpieza y desbridamiento de la úlcera del pie

Consiste en eliminar el tejido muerto, infectado o necrótico de la úlcera, para reducir el riesgo de infección y estimular la formación de tejido nuevo. Se puede realizar mediante diferentes métodos, como:

  • Sumergir el pie en una piscina de hidromasajes.
  • Usar una jeringa y catéter (sonda) para lavar el tejido muerto.
  • Aplicar apósitos húmedos a secos en el área para retirar el tejido muerto.
  • Aplicar químicos especiales, llamados enzimas, en la úlcera.
  • Usar instrumentos quirúrgicos para cortar el tejido muerto.

3- Aplicación de apósitos y vendajes

Se trata de cubrir la úlcera con materiales que protejan la herida, mantengan un ambiente húmedo, absorban el exudado y favorezcan la cicatrización.

Existen diferentes tipos de apósitos, como los hidrocoloides, los hidrogeles, las espumas, las gasas, las algas, los colágenos, etc. El tipo de apósito y la frecuencia de cambio dependen de las características de la úlcera y de las preferencias del médico o del paciente.

4- Antibióticos para el pie diabético

Se utilizan para tratar las infecciones bacterianas de la úlcera, que pueden ser superficiales o profundas. Los antibióticos se pueden administrar por vía oral, intravenosa o tópica, según la gravedad de la infección y el tipo de bacteria.

El antibiótico se elige en función del resultado del cultivo y la sensibilidad de la úlcera, o de forma empírica según las guías clínicas.

5- Revascularización del pie afectado

Se trata de restaurar el flujo sanguíneo en las arterias del pie, que pueden estar obstruidas por la aterosclerosis.

La revascularización se puede realizar mediante técnicas endovasculares, como la angioplastia o la colocación de stents, o mediante técnicas quirúrgicas, como el bypass o la endarterectomía.

Gracias a esta técnica se mejora la oxigenación y la nutrición de los tejidos, y facilita la cicatrización de la úlcera

6- Descarga y alivio de la presión

Consiste en reducir o eliminar la presión y la fricción sobre la úlcera, para evitar que se agrave o se produzcan nuevas lesiones. Se puede lograr mediante el uso de dispositivos ortopédicos, como zapatos, plantillas, férulas, yesos o botas, que se adaptan al pie y distribuyen el peso de forma uniforme.

También se recomienda evitar caminar o apoyar el pie afectado, y elevarlo por encima del nivel del corazón cuando se está en reposo.

7-Educación y prevención

Como hemos dicho previamente, la prevención es la mejor herramienta para evitar sufrir las consecuencias del pie diabético. Aquí os dejamos de nuevo un resumen de los mejores consejos para evitar el pie diabético:

  • Controla de forma rigurosa los niveles de glucosa.
  • No fumes.
  • Inspecciona diariamente los pies.
  • Lava los pies de forma periódica con agua templada.
  • Seca bien los pies.
  • No emplees productos que irriten.
  • Hidrata los pies, evitando el exceso de crema.
  • Usa un calzado adecuado, que no apriete ni roce, y que sea de material transpirable.
  • Usa calcetines que no aprieten y que sean de algodón o lana, y cambiarlos diariamente.
  • Evita caminar descalzo, especialmente en superficies calientes o rugosas, para prevenir lesiones o quemaduras.
  • No cortes ni arranque las uñas, sino limalas con cuidado y siguiendo la forma natural del dedo. No cortes los callos ni las durezas, sino acude a un podólogo profesional.
  • Realiza ejercicio físico adaptado a las posibilidades de cada persona, para mejorar la circulación y el control de la glucosa.
  • Sigue una alimentación saludable, rica en frutas, verduras, cereales integrales y legumbres, y baja en grasas saturadas, azúcares y sal.
  • Acude al médico o al podólogo ante cualquier síntoma o anomalía en los pies, como dolor, enrojecimiento, calor, mal olor, sangrado o supuración.

Tratamiento de la diabétes en AD fisioterapia Valencia

En la clínica de rehabilitación AD fisioterapia Valencia, somos expertos en la prevención y tratamiento del pie diabético. Gracias a nuestro podólogo juan antonio lázaro y sus años de experiencia hemos ayudado a muchos pacientes que sufrén de esta patología.

Si eres diabético y sospechas que puedes estar desarrollando algunas de las complicaciones relacionadas con el pie diabético, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para pedir una cita cuanto antes y así poder comenzar tu tratamiento para curar el pie diabético.

AD Fisioterpia Valencia, potencia tu salud, mejora tu vida.

También te puede interesar

Vicente Andreu Daza

Vicente Andreu Daza

Director AD Más Salud / AD Fisioterapia Valencia. Fisioterapeuta y perito en Daño corporal. Especialista en dolor crónico y pacientes con dolores / lesiones complejas.

Vicente Andreu Daza

Director AD Más Salud / AD Fisioterapia Valencia. Fisioterapeuta y perito en Daño corporal. Especialista en dolor crónico y pacientes con dolores / lesiones complejas.

Deja un comentario

× Pregúntanos