fbpx

Ligamento cruzado anterior, todo lo que debes saber

Ligamento cruzado maqueta
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Hoy vamos a hablar sobre el Ligamento cruzado anterior y sus funciones, posibles lesiones y tratamientos en caso de sufrir una lesión.

¿Qué es el ligamento cruzado anterior?

El ligamento cruzado anterior (LCA) es uno de los cuatro ligamentos principales de la rodilla que conecta la parte posterior-lateral del fémur con la parte antero-medial de la tibia.

 

Imagen anatómica de los ligamentos cruzados, nos señala con texto donde se ubica la patela (arriba en la imagen), la tibia (abajo en la imagen), el ligamento cruzado anterior y el ligamento cruzado posterior.

 

Su función es evitar el desplazamiento anterior de la tibia respecto al fémur y proporcionar estabilidad rotacional a la rodilla.

La lesión del LCA es una de las lesiones más comunes en deportes que implican cambios de dirección y saltos, como el fútbol, el baloncesto y el esquí.

La lesión del LCA puede ser muy dolorosa y limitante, y puede requerir cirugía y fisioterapia para recuperarse completamente. En este artículo, te proporcionaré información detallada sobre el LCA, sus lesiones, síntomas, diagnóstico y tratamiento.

Lesiones del ligamento cruzado anterior

Las lesiones del ligamento cruzado anterior o LCA son muy comunes en deportes que implican cambios de dirección y saltos. Deportes como el fútbol, el baloncesto o rugby tiene mayores posibilidades de lesionarse por los cambios de dirección o por lo choques / impactos y desequilibrios que pueden provocarse durante los partidos.

Un ligamento cruzado anterior puede lesionarse de varias maneras, con una rotura completa, o con un esguince de rodilla, que es una rotura parcial o una elongación de este.

Además las lesiones de rodilla pueden tambien conllevar, roturas de menisco, problemas del cartílago, edemas oseos o inlcuso desgarros musculares o roturas de tendón. 

 

 

Imagen de anatomía de rotura de ligamento cruzado anterior con un circulo a la derecha de la imagen ampliada de la parte rota.

 

Tiempo de recuperación de un ligamento cruzado anterior

 Una lesión del LCA es una lesión muy grave, de hecho es dentro de las patologías deportivas que se suelen ver la considerada “más grave de todos”.

Eso es debido a que este tipo de lesiones de requieren si o si una cirugía de rodilla y es la que conlleva más tiempo de recuperación. Abarcando periodos entre 6 y 10 meses para la vuelta al terreno de juego.

Si bien es cierto, que para realizar vida normal, el paciente puede llegar a este punto entorno a los ¾ meses, la fecha ideal para la vuelta al terreno de juego o a la actividad deportiva intensa es a los 8 meses.

Esto es debido a que las cirugías de ligamento cruzado anterior que se realizan, se utiliza un injerto de tendón extraído del tendón de la pata de ganso o del tendón rotuliano.

Por lo cual, el tendón, con el tiempo tendrá que ir modificando su estructura y realizando su función de ligamento, para ello deberán pasar un total de 8 meses. A pesar de que la rodilla sea funcional y que muscularmente hablando estemos hablando, no deberíamos realizar actividades de alto impacto /  estrés hasta los 8 meses desde la operación.

Síntomas de la lesión del ligamento cruzado anterior

Los síntomas de la lesión del LCA pueden variar según la gravedad de la lesión. Hay una gran cantidad de síntomas que podemos sufrir, y más si tenemos en cuenta que pueden haber otras lesiones asociadas. Pero los más comunes o los que encontraremos es todas las lesiones de LCA son:

  • Dolor intenso en el momento de la rotura y a posterior
  • Hinchazón
  • Inestabilidad de la rodilla
  • Dificultad para caminar / escaleras
  • Dificultad para doblar la rodilla.

Mecanismo de acción de la rotura del ligamento cruzado anterior

  • Rotación del fémur sobre la tibia: Este es el mecanismo más común. Sucede cuando el fémur gira sobre la tibia fija durante un movimiento de valgo excesivo o forzado. En el momento de la lesión, los pacientes a menudo sienten un chasquido. Este mecanismo podemos observarlo en deportes de rotación como futbol, en el cual la bota se queda clavada con los tacos al césped y nuestro cuerpo gira, generando una maniobra brusca de pivoteo o corte.
  • Hiperextensión: Una extensión excesiva de la rodilla puede someter al LCA a tensiones anormales, lo que puede resultar en una lesión.
  • Desaceleración: Detenerse bruscamente o cambiar de dirección rápidamente puede ejercer presión sobre el LCA y provocar daños.
  • Varo-rotación interna: Este mecanismo implica una combinación de flexión de la rodilla y rotación interna del fémur. Puede ocurrir en situaciones como un aterrizaje incorrecto durante un salto alto o largo.
También te puede interesar:  Artrosis de cadera: qué es, síntomas, diagnóstico y tratamiento

 

    Dos imágenes continuas juntas, muestra la secuencia en la que el ex jugador del Real Madrid, Jesé Rodríguez se rompe el ligamento cruzado anterior en un partido de Champions League.

     

    A todos estos movimiento podemos añadirle fuerzas externas como una entrada de futbol o un placaje de rugby, lo que puede hacer que nuestra fuerza ejercida aumente y genera aún más presión y daño sobre el ligamento cruzado de la rodilla

    En resumen, los movimientos repentinos, giros y cambios de dirección son factores de riesgo para las lesiones del LCA. Así como una campo o terreno en mal estado o unas botas o zapatillas inadecuadas.

    Diagnóstico de la lesión del ligamento cruzado anterior

    El diagnóstico de la lesión del LCA se realiza mediante una combinación de exámenes físicos y pruebas de diagnóstico por imágenes, como la resonancia magnética (RM).

    Lo primero de todo es, mediante la anamnésis, identificar el suceso o mecanismos de acción previamente descritos. Así como los síntomas de dolor, impotencia, inflamación y rigidez.

    Una vez identificado estos factores pasaremos a realizar los testo o pruebas funcionales.

    • Prueba de Lachman: Esta es la prueba más precisa para detectar una rotura del LCA. Durante esta prueba, el médico flexiona la rodilla del paciente a 20-30 grados y luego tira hacia adelante la tibia. Si hay una rotura del LCA, se sentirá un desplazamiento anormal de la tibia en relación con el fémur.
    • Prueba del cajón anterior: En esta prueba, el médico sujeta la pierna del paciente y tira hacia adelante la tibia.
    • Prueba de pivot shift: Durante esta prueba, el médico flexiona y rota la rodilla del paciente mientras aplica presión en la tibia. Si hay una lesión del LCA, se puede sentir un “chasquido” o un desplazamiento anormal de la tibia.

    Por último y para confirmar si algunas de las maniobras anteriores ha salido positiva haremos una resonancia magnética(RM). La resonancia magnética es el estudio principal utilizado para diagnosticar lesiones del LCA. Puede identificar con precisión las roturas del LCA con una exactitud del 95% o más. En la cual veremos gracias a las imágenes como hay una discontinuidad del tejido del LCA.

    Tratamiento de la lesión del ligamento cruzado anterior

    Una vez identificada la lesión del ligamento cruzado debemos establecer cual es el mejor tratamiento para este. El tratamiento va a depender de la gravedad de la lesión y el estado del paciente.

    Ésta  variara desde cirugía y rehabilitación si la rotura ha sido completa, hasta un tratamiento conservador con fisioterapia para el ligamento cruzado anterior y ejercicio para el ligamento cruzado anterior.

    También tendremos que tener en cuenta si ha habido otras lesiones como el menisco o el ligamento lateral interno. O factores como la edad y los objetivos del paciente.

    Si es deportista y su objetivo es recuperarse cuanto antes o el paciente es un paciente anciano con muy baja actividad física. En función del estado y sus objetivos nos decantaremos por una cirugía o por un tratamiento más conservador.

    Si quieres saber más sobre el tratamiento para la lesión de LCA puedes visitar nuestro artículo sobre “Tratamiento de la lesión de ligamento cruzado anterior

    Preguntas frecuentes sobre la rotura de ligamento cruzado anterior

     

    Imagen en 3D en color azul del ligamento cruzado anterior.

    ¿Se puede andar con el ligamento cruzado roto?

    Si, si se puede, si nuestra estructura muscular es la adecuada, esta puede ayudarnos a la estabilidad de la rodilla, supliendo el efecto pasivo del ligamento cruzado. De todas maneras hay que tener en cuanta que no podremos hacerlo en fase aguda debido al dolor y la inflamación y además que siempre podremos tener “fallos” o debilidades, notar inestabilidad o perdida de confianza en ciertos movimiento

    ¿Siempre hay que operar si se lesiona el ligamento cruzado anterior?

    No, no siempre se opera, dependiendo de la gravedad de la lesión, la edad del paciente y el objetivo del paciente. Incluso en deportistas de élite que gracias a su musculatura consiguen estabilizar la rodilla, se pueden dar casos en los que no se realice una cirugía

    Es muy larga / complicada la rehabilitación

    Depende de varios factores, pero en cuanto a duración siempre será larga, ya hemos establecido que mínimo 3/4 meses para una vida normal y de 6 a 10 meses para la reincorporación a la actividad deportiva de competición.

    En cuanto a la complicación, depende de cuan traumática haya sido de la lesión, de si se ha complicado la operación y del estado previo de tu rodilla.

    Hay casos en los que a las 4 semanas ya tenemos la movilidad completa y ha bajado por completo la inflamación y casos que esta etapa se alarga incluso 2/3 meses.

    ¿Puedo hacer deporte con el ligamento cruzado roto?

    Como hemos dicho previamente, si tu rodilla es estable y te permite realizarlo sin dolor, inestabilidad / inseguridad, no hay ningún problema.

    Bueno queridos lectores y hasta aquí nuestro artículo sobre el ligamento cruzado anterior. En la segunda parte  de este artículo hablaremos sobre el “tratamiento para una rotura del ligamento cruzado anterior”.

    En este artículo hablaremos sobre los diferentes tipos de operaciones que podemos realizar, consejos para mejorar tu recuperación y las diferentes fases que vamos a tener dentro de la rehabilitación de fisioterapia para el ligamento cruzado anterior y la fase de readaptación o ejercicio para el ligamento cruzado anterior.

    Si habéis sufrido de una rotura de LCA o sospecháis de ello, en AD Fisioterapia Valencia somos expertos en tratamiento y recuperación de lesiones del LCA. Puedes venir a consulta y gracias a las herramientas de diatermia, electrólisis y Neuromodulación aceleraremos el proceso de recuperación del ligamento cruzado anterior.

    También te puede interesar

    Vicente Andreu Daza

    Vicente Andreu Daza

    Director AD Más Salud / AD Fisioterapia Valencia. Fisioterapeuta y perito en Daño corporal. Especialista en dolor crónico y pacientes con dolores / lesiones complejas.

    Vicente Andreu Daza

    Director AD Más Salud / AD Fisioterapia Valencia. Fisioterapeuta y perito en Daño corporal. Especialista en dolor crónico y pacientes con dolores / lesiones complejas.

    Deja un comentario

    × Pregúntanos