fbpx

Artrosis de cadera: qué es, síntomas, diagnóstico y tratamiento

Artritis de cadera
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Buenos días queridos lectores, hoy vamos a hablar de la artrosis de cadera, una patología que afecta a gran parte de la población anciana de nuestro país, pero una vez entendamos bien de que se trata, veremos que no es tan grave.

En el artículo de hoy veremos y entenderemos que es la artrosis, y mas concretamente, hablaremos sobre la artrosis de cadera, cuales son sus síntomas, como diagnosticarla correctamente y sobre todo, cual es el mejor tratamiento para reducir el dolor y mejorar la movilidad de la cadera.

Según los datos previos a 2022, se estima que más del 10% de la población adulta en España podría estar afectada por la artrosis en alguna articulación, y la cadera es una de las áreas comunes de afectación. Así que si tu sufres de esta patología y quieres saber más sobre ella, te recomiendo que leas el blog al completo.

Pero para ello, primero de todo tenemos que entender que es la artrosis

¿Que es artrosis?

La artrosis es una enfermedad degenerativa común en las articulaciones. Esta se produce por un desgaste u deterioro natural del cartílago articular. Para que lo entendamos, el cartílago es el tejido que recubre y protege los extremos de los huesos. Y durante el proceso de artrosis o degeneración se daña y pierde sus propiedades. Esto puede llegar a provocar dolor, inflamación, rigidez y deformidad en las articulaciones.

La artrosis puede aparecer en cualquier articulación del cuerpo pero suele ser más frecuentes en cadera, rodilla, manos y pies.

Cabe destacar, que la artrosis es un proceso natura de degeneración, por tanto podríamos decir que la artrosis como tal, no es una patología, ya que nuestro cuerpo está programado para envejecer. Por tanto, esta no tendría que generar dolor per se. De hecho, lo que genera dolor es la falta de movilidad e inflamación que se provoca dentro de la articulación debido a los roces o sobrecargas mecánicos. Los cuales pueden mejorar fácilmente mejorando nuestra función muscular y trabajando la movilidad.

Y ahora una vez entendido mejor que es la artrosis, vamos a hablar más concretamente de la artrosis de cadera.

Que es la artrosis de cadera

¿Qué es la artrosis de cadera?

La artrosis de cadera como ya hemos definido, es una degeneración natural del cartílago de la cadera, concretamente el que recubre el fémur y el acetábulo. Esta es una condición degenerativa que afecta a millones de personas en todo el mundo degenerando y reduciendo el espacio articular entre la cabeza femoral y el acetábulo.

Con el paso del tiempo, y sobre todo por una mala biomecánica o manera de andar / moverse, el cartílago que amortigua las articulaciones de la cadera se desgasta, afectando así a la movilidad y generando dolor y rigidez. Esto puede deberese tanto a factores genéticos como ambientales.

La cadera es una articulación fundamental en el movimiento del cuerpo ya que está implicada en casi todos los movimientos, agacharse, levantarse, andar o subir escaleras por ejemplo. De hecho tiene una implicación directa en el dolor de espalda.

Y ahora os preguntaréis…¿Cómo saber si tengo artrosis de cadera? o ¿Cuáles son los síntomas de la artrosis de cadera? Ahora vamos a ver que notas cuando tienes degeneración de la cadera.

Síntomas de artrosis de cadera

Es común preguntarse «me duele la cadera, ¿podría ser artrosis?» cuando se experimenta incomodidad en esta área. Sin embargo, la artrosis de cadera presenta una gama de síntomas que pueden variar en intensidad y frecuencia. A continuación, detallamos algunos de los más comunes:

  • Dolor en la Ingle o Cadera: El dolor suele localizarse en la ingle, el muslo o incluso extenderse hasta la rodilla. Este dolor puede agravarse con la actividad física y aliviar con el descanso.
  • Rigidez en la Articulación: La rigidez de cadera es otro síntoma predominante de la artrosis de cadera. Esto puede hacer que las actividades cotidianas como atarse los zapatos o subir escaleras se vuelvan difíciles.
  • Reducción del Rango de Movimiento: Un rango de movimiento reducido puede ser una señal clara de artrosis de de la cabeza del fémur. Puede notar dificultades para levantar la pierna o mover la pierna en ciertas direcciones.
  • Dolor al Caminar o Subir Escaleras: Si te duele la cadera mientras caminas o subes escaleras, podría ser un signo de artrosis. Este síntoma es particularmente problemático ya que limita tu movilidad y calidad de vida.
  • Sonidos Articulares: Algunas personas con artrosis de cadera experimentan sonidos como chasquidos o crujidos de cadera al mover la articulación.
  • Debilidad Muscular: La falta de movimiento y el dolor continuo pueden llevar a debilitamiento muscular alrededor de la articulación de la cadera, este es uno de los principales problemas ya que la debilidad provocará mayor carga y por tanto un aumento más rápido de la degeneración.
  • Dificultad para Dormir: El dolor asociado a la artrosis de la cabeza del fémur puede hacer que conciliar el sueño se vuelva difícil, lo que a su vez afecta el bienestar general. Estos síntomas pueden variar en intensidad y no todas las personas experimentarán todos ellos. Esto se debe al dolor sufrido cada vez que cambiamos de posición, lo que provocará despertares y dificultad para conciliar el sueño.

Es vital consultar a un médico si te duele la cadera o experimentas alguno de estos síntomas para un diagnóstico preciso y temprano. En el siguiente punto veremos como diagnosticar una artrosis de cadera.

síntomas de la artrosis

Diagnóstico de artrosis de cadera

En este punto veremos los mejores métodos para diagnosticar correctamente esta alteración de la articulación coxofemoral. El diagnóstico de la artrosis de cabeza femoral se realiza básicamente a través de una serie de síntomas como dolor articular, rigidez y deformidad. Además podemos utilizar pruebas complementarias o pruebas de imagen como radiografías de la cadera y resonancias magnéticas de la cadera.

También te puede interesar:  Reeducación postural: Cómo la fisioterapia puede aliviar tus molestias diarias

Todo ello es un proceso multifacético que puede incluir varios pasos hasta diagnosticar correctamente nuestra artrosis coxofemoral. A continuación veremos como deben ser los pasos a seguir para asegurar un buen diagnóstico.

Historia Clínica del paciente y examen físico

El primer paso en el diagnóstico es una consulta médica detallada. En ella el profesional sanitario deberá realizar una anamnesis detallada. En ella se deberá preguntar por los síntomas previamente descritos, actividad diaria y deportiva, lesiones previas y cualquier dato relevante relacionado con la cadera y la pierna.

Acto seguido se deberá proceder a la exploración física de la cadera. En ella realizaremos movimientos de flexo extensión y rotaciones de cadera, tanto pasiva como activa y resistida para ver:

  • Rango de movilidad de la cadera
  • Restricciones de movimiento dolorosas
  • Fuerza y balance muscular
  • Control motor o estabilidad muscular
  • Chasquidos o ruidos articulares

Algunos de los test para la cadera más conocidos son:

  • Signo de Trendelenburg
  • Prueba de balanceo pélvico
  • Prueba de Ortolani
  • Maniobra de Barlow
  • Test de Fadir y Faber

Por último realizaremos una serie de pruebas funcionales para ver como se desenvuelve el pacientes en sus actividades de la vida diaria. Estas pruebas pueden ser tan sencillas como subir y bajar escaleras, atarse los zapatos o sentarse y levantarse.

Después de eso deberemos pedir las pruebas correspondientes de imagen para cerciorarnos del estado de la articulación.

Pruebas de Imagen

Por último y para confirmar o descartar al 100% la presencia de artrosis en la cadera recurriremos a las pruebas de imagen. Las pruebas que realizaremos serán radiografías por lo general y si necesitamos mayor precisión en el diagnóstico pediremos una resonancia magnética de cadera.

Una radiografía de la cabeza del fémur puede mostrar cambios en la forma de la articulación y la presencia de espolones óseos, mientras que una resonancia magnética proporcionará una imagen más detallada del cartílago y los tejidos blandos circundantes.

Por último, y como parte más importante del blog, vamos a ver como podemos solucionar o mejorar nuestro dolor de cadera y cual es el mejor tratamiento para la artrosis

Diagnóstico artrosis

Tratamiento para la artrosis de cadera

El tratamiento de la artrosis ha de basarse en es un enfoque multidisciplinario. Este debe adaptarse según la gravedad de la enfermedad, la edad del paciente, y otros factores de salud subyacentes. Como hemos dicho anteriormente, la artrosis como tal no es una lesión o una patología, por lo que debemos tratar esta «disfunción» desde el aspecto que más afecte

A continuación, vamos a ver algunas de las estrategias más comunes para el tratamiento de la cadera:

  • Medicamentos Antiinflamatorios: Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) son comúnmente recetados para controlar el dolor y la inflamación asociados con la artrosis de cadera. En estos casos, solo tendrán efecto si esta artrosis genera un roce articular y una disfunción mecanica, que provoque inflamación directa sobre la articulación coxofemoral. Y como decimos, solo tendrá efecto sobre el dolor y no mejoraran la función ni la movilidad de la cadera.
  • Fisioterapia para la artrosis de cadera: La fisioterapia tiene una gran cantidad de herramientas para disminuir el dolor de artrosis y mejorar la movilidad y la función de la cadera. Desde tratamiento antiinflamatorio y analgesico como la diatermia o la electrólisis. Hasta la terapia manual y la readaptación para mejorar la movilidad y la función de la articulación.
  • Artrosis de Cadera Ejercicios: Los ejercicios específicos para fortalecer los músculos alrededor de la cadera pueden mejorar la movilidad y disminuir el dolor. Los musculos rotadores de cadera y los estabilizadores de cadera se puede trabajar para mejorar la estabilidad y la activación de la cadera. Además, estirar los flexores de cadera como el psoas ayudarán a aliviar tensiónes y mejorar aún más nuestros síntomas.
  • Inyecciones de Corticosteroides: Igual que lo AINES, esto no es una solución y solo aliviará el dolor y la inflamación de manera temporal. Pero si nos pueden ayudar en las primeras fases, en las que por ejemplo, no podamos realizar otras terapias debido al dolor producido por la inflamación.
  • Inflitración de ácido hialurónico: El ácido hialurónico es un lubricante natural, el cual creará una película sustituyendo el cartílago dañado. Es una terapia muy efectiva pero de nuevo temporal, ya que los efectos pueden durar cerca de 1 año se se sigue con el mismo estilo de vida.
  • Modificación del Estilo de Vida: Cambios en el estilo de vida, como la pérdida de peso y la adopción de una dieta antiinflamatoria, pueden contribuir significativamente a la mejora de los síntomas. Además, reducir actividades de alto impacto y optar por deportes de bajo impacto como la natación puede ser beneficioso. Y como hemos comentado antes, realizar trabajo de fuerza para los gluteos y los estabilizadores de cadera será una faceta clave a la hora de mejorar nuestro dolor.
  • Tratamientos Alternativos: Algunas personas optan por tratamientos alternativos como la acupuntura, masajes y suplementos como la glucosamina y el sulfato de condroitina. Aunque estos métodos pueden ofrecer algún alivio sintomático, su eficacia no está universalmente respaldada por la ciencia médica.
Ejercicios para la artrosis de cadera

Trata tu artrosis de cadera en AD Fisioterapia Valencia

En AD Fisioterapia Valencia, estamos comprometidos en brindarte la mejor atención para tratar la degeneración de cadera.

Ahora que comprendes la epidemiología, las causas de la artrosis, los factores de riesgo y los síntomas asociados con esta condición, es importante que busques el tratamiento adecuado.

Nuestro equipo de fisioterapeutas como Vicente Andreu, Jorge Fernández y Hugo Soriano utilizan enfoques basados en la evidencia y técnicas especializadas para aliviar el dolor, reducir la inflamación y promover la curación de los tejidos afectados.

Desde aquí podemos trabajar casi todos los ambitos previamente descritos. Desde la terapia manual, la electrólisis o la diateramia, combinado con nuestros ejercicios de redaptación guiados, hasta el trabajo con el traumatólogo o la nutricionista. Podemos abordar el problema de la cadera desde todos los angulos.

Si sufres de artrosis de la cabeza femoral te invitamos a probar nuestro servicio de fisioterapia en Valencia. Nuestro enfoque personalizado se adaptará a tus necesidades y te ayudará a recuperarte.

No permitas que la degeneración de la cadera te detenga en tus actividades diarias. Contáctanos y agenda una cita con nuestros fisioterapeutas especializados aquí.

Estamos aquí para ayudarte a superar el dolor, restaurar tu funcionalidad y mejorar tu calidad de vida.

¡Y por cierto, si quieres otro blog con ejercicicios para la artrosis de cadera o otras técnicas de fisioterapia para la artrosis de cadera dejanlo en los comentarios!

También te puede interesar

Vicente Andreu Daza

Vicente Andreu Daza

Director AD Más Salud / AD Fisioterapia Valencia. Fisioterapeuta y perito en Daño corporal. Especialista en dolor crónico y pacientes con dolores / lesiones complejas.

Vicente Andreu Daza

Director AD Más Salud / AD Fisioterapia Valencia. Fisioterapeuta y perito en Daño corporal. Especialista en dolor crónico y pacientes con dolores / lesiones complejas.

Deja un comentario

× Pregúntanos